miércoles, 20 de agosto de 2014

Carrillera de cerdo guisada con champiñones


Hay gente con mucha cara...el otro día estaba en el autobús sentado cuando apareció una señora no muy mayor pero que casi no podía andar apoyada en una muleta...claro está que me levanté y le cedí el sitio amablemente para que se sentara.

Íbamos en el autobús, le sonó el teléfono y se puso a hablar con alguien como si no estuviésemos los demás al rededor....pues bien en la conversación va la tía y dice...siii ahora mismo voy en el autobús a llevarte la muleta que he ido a buscarla al garaje...Me pareció extraño por que sólo llevaba una y era en la que se apoyaba al subir al autobús....en un par de paradas se bajó, pero ahora por arte de magia caminaba como una reina y la muleta ni siquiera apoyada en el suelo.....MILAGROOOO le dije yo, y me contestó: es que si no, no podría haberme sentado.....


Eso es lo que se llama tener cara diría yo, así que dedicado a todas esas personas con más cara que espalda hoy os presento una receta de carrilleras de cerdo guisadas con verduritas y champiñones....rico rico.

INGREDIENTES: 

   2 carrilleras de cerdo
   2 patatas grandes
   2 zanahorias
   1 puerro
   1 cebolla
   2 tomates
   150 gr de champiñones
   2 dientes de ajo
   1 vaso de vino tinto
   2 vasos de caldo de carne
   1 cucharilla de curry
   Orégano, sal y pimienta
   Aceite

- ELABORACIÓN:

Limpiamos bien las carrilleras de grasa.

Cortamos las zanahorias en rodajas no muy gruesas, el puerro y la cebolla en juliana, el ajo en rodajas muy finas, las patatas en gajos y los tomates en cuadraditos. Laminamos también los champiñones.

En una olla con un buen chorro de aceite, sellamos las carrilleras dejándolas un minuto por cada lado cuando el aceite esté bien caliente. Sacamos y reservamos.

En el mismo aceite sofreímos la cebolla junto con el puerro y cuando empiece a estar pochado añadimos la zanahoria y los tomates. Salpimentamos y añadimos el curry y un poco de orégano. Rehogamos todo junto un par de minutos antes de incorporar el vino tinto.

Dejamos a fuego medio un par de minutos más para que se evapore el alcohol y metemos otra vez las carrilleras dentro junto con los dos vasos de caldo de carne.

Si lo hacemos en una olla rápida tardará unos 15 minutos desde que sube el pitorro, si es una olla clásica serán unas dos horas. En este último caso hay que ir moviendo la olla de vez en cuando para que no se peque y controlando que no se quede seco, añadiendo más caldo si fuese necesario.

Mientras laminamos los champiñones y los salteamos en una sartén con un poco de aceite. Reservamos.

Cocemos las patatas durante 15 minutos, ya que tienen que quedar un poco duras para que se terminen de hacer en la salsa.

Una vez abierta la olla rápida, sacamos las carrilleras y pasamos por el chino la salsa resultante. La ponemos en una olla y colocamos las carrilleras de nuevo. Añadimos los champiñones salteados y las patatas cocidas. Dejamos a fuego medio durante cinco o diez minutos más para que se terminen de juntar todos los sabores.

Servimos bien caliente.

- MARIDAJE:

Un tinto de ribera del Duero crianza o reserva marida perfectamente con estos ricos sabores.

- COSTE: barato. 
- DIFICULTAD: fácil 
- TIEMPO: 40 minutos. 
- CALÓRICO: perfecto plato único de dieta, ya que la carrillera es baja en grasa y rica en gelatinas.