martes, 16 de septiembre de 2014

Huevos escoceses de codorniz


Sabéis que soy superfan de los paisajes y gentes del norte de Europa, este año he estado en Noruega, el año pasado en Suecia y hemos recorrido varias veces Irlanda y Escocia. Escocia en concreto me enamoró desde el primer viaje y he tenido que ir un par de veces más para quitarme el mono de Edimburgo y de Nairn. Ahora mismo Escocia es famosa internacionalmente por su política, tema en el que no voy a entrar, pero para que podamos hablar de ella sin polémica, os propongo una de sus recetas más internacionales y que sin duda a mi me fascina.


Como español quizás lo que más hechas de menos cuando vas a Escocia, además del tiempo, es la gastronomía. Tienen un recetario tradicional más pequeño que el nuestro, pero si sabes bucear en las cartas en inglés de los pubs y restaurantes, encuentras verdaderas joyas. Una de las cosas que hay que tener en cuenta es que a las diez de la noche no te queda más remedio que ir a un Pub a tomarte una pinta, ya que todo lo demás está cerrado, sobre todo en los pueblos pequeños.

Pues ahí nos ves a mi en Tain, un pueblo al norte de Nairn, a las once de la noche en el pub donde estábamos la dueña, un cliente habitual y nosotros. Empezamos a hablar de un montón de cosas ya que ella había estado de vacaciones en Barcelona y nos fuimos animando y animando a base de pintas que no nos cobró y me acabó dando la receta de los huevos escoceses de su madre, que me apunté en una servilleta y que nada más llegar a España probé.....y aquí está el resultado.

Ellos utilizan una salchicha fresca ligeramente especiada, nosotros podemos cambiarla por salchicha fresca o por carne picada a la que añadiremos especias a nuestro gusto, como es el caso que yo os presento. Se pueden freír en vez de hacer al horno, pero así quedan de lujo.

INGREDIENTES: 

   6 huevos de codorniz
   300 gr de carne picada de ternera
   1 cucharilla de pimentón dulce
   1/2 cucharilla de nuez moscada
   1 cucharilla de orégano
   Pimienta y sal
   1 diente de ajo
   Harina
   1 huevo
   2 cucharadas de leche
   Pan rallado

Para acompañar
   Salsa elaborada mitaz con mayonesa mitad con mostaza
   Ensalada verde

- ELABORACIÓN:

Encendemos el horno a 180ºC.

Cocemos los huevos de codorniz en agua con un poco de sal, durante dos minutos cuando empiece el agua a hervir. No se trata de cocerlos del todo, ya que luego irán al horno.

Una vez cocidos, los enfriamos y pelamos. Reservamos.

Mezclamos la carne picada con las especias, el ajo picado muy fino y salpimentamos al gusto. Mezclamos bien.

Hacemos una pequeña torta de carne y colocamos encima un huevo cocido. Cerramos sobre si mismo envolviendo el huevo, haciendo una albóndiga grande.

Batimos el huevo con las cucharadas de leche.

Rebozamos las albóndigas, primero en harina, luego en el huevo batido y por último en pan rallado.

Metemos los huevos ya rebozados en una fuente de horno y dejamos unos 45 minutos. Nos daremos cuenta de que están hechos cuando estén bien dorados por fuera.

Servimos acompañados de un poco de ensalada verde y la salsa elaborada a partes iguales de mayonesa y mostaza. Se pueden comer templados o fríos y suelen estar más buenos al día siguiente.

- MARIDAJE:


Por supuesto una pinta de cerveza bien fresca es lo más escocés. Si queremos vino, al ser un entrante especiado yo escogería un blanco frutal y fresco.

- COSTE: barato. 
- DIFICULTAD: fácil 
- TIEMPO: 75 minutos.  
- CALÓRICO: perfecto entrante si lo haces al horno y con carne picada en vez de salchichas.

Foto mía de las afueras de Tain, podéis ver más fotos de Escocia en mi página de flickr.