lunes, 20 de octubre de 2014

Salmón marinado Thai con arroz


La vida por si misma es un poco sosa si no le ponemos nosotros un toque sabrosón. A algunos les gusta más el dulce, a otros el salado, hay muchos avinagrados por el mundo, pero a mi me gusta el picantón....darle un toque picante a la vida y a mis platos en general, así que el chile, la cayena o el pimentón picante suelen ser ingredientes fundamentales en mi cocina y quizás por eso también están entre mis favoritas las cocinas mejicanas y tailandesas.


El plato que hoy os traigo tiene ese toque ligeramente picante que tanto me gusta pero con un toque fresco y dulce. Yo he hecho mi propia salsa de chile dulce con una base de salsa agridulce de estilo chino, a la que le he incorporado chile fresco, cilantro y piña. Si queréis ahorraros este paso podéis comprarla salsa de chile dulce preparada en tiendas especializadas, pero os digo que queda muy parecida a esta que os explico.

INGREDIENTES: 

   4 cucharadas de salsa agridulce
   2 chiles rojos frescos
   1 cucharilla de vinagre de manzana
   2 cucharadas de zumo de piña
   100 gr de salmón fresco en rodaja grande
   1 zanahoria
   1 cebolla
   1 ramillete de cilantro
   1 cucharilla de aceite de sésamo
   2 rábanos pequeños
   Arroz blanco cocido
   Pimienta

- ELABORACIÓN:

Primero preparamos la salsa. Mezclamos la salsa agridulce, con el vinagre de manzana y el zumo de piña. Removemos bien y le incorporamos el chile finamente picado.

Separamos dos cucharadas de esta salsa para servir luego con el plato acabado.

Cortamos el salmón en dados grandes y los introducimos en la salsa para marinarlos al menos dos horas, aunque yo suelo hacerlo de un día para otro.

Pasado ese tiempo, sacamos el salmón del marinado y dejamos que escurra bien.

En un wok, salteamos la cebolla y la zanahoria picada finamente en bastones con la cucharilla de aceite de sésamo. Después de un par de minutos añadimos al wok el salmón y el cilantro picado. Salteamos todo junto un minuto o dos.

En un cuenco grande, hacemos una cama con el arroz blanco y colocamos por encima la mezcla de salmón y verduras. Añadimos el rábano cortado en rodajas muy finas y un poco más de cilantro fresco y espolvoreamos con una pizca de pimienta recién molida. Servimos caliente.

- MARIDAJE:

Un blanco aromático y fresco elaborado con Riesling, potenciará los toques exóticos de este plato.

- COSTE: barato. 
- DIFICULTAD: fácil. 
- TIEMPO: 15 minutos más tiempo de maceración.  
- CALÓRICO: un plato único fantástico.